EL ESTIRAMIENTO AYUDA A DORMIR BIEN

Algunos ejercicios de estiramiento simples pueden fomentar un buen descanso.

Hay muchos consejos útiles para promover una buena noche de sueño, incluso durante los calurosos días de verano: desde tomar una ducha fresca hasta favorecer el intercambio de aire, desde apagar todos los dispositivos electrónicos hasta elegir el colchón adecuado. Existe otra técnica que puede ayudarle a dormir mejor: el estiramiento y el yoga promueven un buen descanso. Una sesión breve y ligera de relajación muscular, de hecho, ayuda al cuerpo y a la mente a relajarse, a entrar en un modo de calma y tranquilidad que puede favorecer un sueño más rápido y profundo.

¿Cuáles son los beneficios de los estiramientos por la noche?

Como hemos dicho en otro artículo, no es recomendable hacer deporte o hacer un esfuerzo físico intenso antes de irse a dormir. Sin embargo, algunos ejercicios simples de estiramiento muscular, como el yoga y el estiramiento, pueden ser útiles para relajar el cuerpo y la mente y promover el sueño. En particular, estas actividades:

-Alivian la tensión muscular y articular, previenen calambres o dolor muscular que pueden perturbar el sueño, lo que le permite alcanzar una posición cómoda en la cama.
-Si se realizan correctamente, relajan el cuerpo y la mente, lo que los predispone a dormir.
-Si la actividad es leve, puede causar muy poca fatiga física, pero puede causar un mayor deseo de descanso.
-Cambian la atención del cerebro hacia la respiración y el cuerpo, reduciendo el estrés.

¿Qué ejercicios ejecutar?

Hay muchos ejercicios de estiramiento y posturas de yoga que se pueden realizar para facilitar el sueño y descansar mejor. En general, sería bueno no dedicar más de 5-10 minutos a esta actividad, así que espere otros diez minutos antes de irse a dormir, para permitir que los músculos se relajen después de la actividad. Entre los diferentes ejercicios que puedes hacer:

Spinal Twist: debes acostarte boca arriba y tirar de una rodilla hacia el pecho. Luego respire profundamente y gire suavemente la rodilla con la mano opuesta hacia el piso. La columna vertebral debe estar en línea recta, por lo tanto, es necesario estirar el pecho y los brazos y girar la cabeza hacia el brazo opuesto a la pierna doblada.
Piernas en la pared: acuéstese de espaldas y acerque las piernas a la pared, manteniéndolas estiradas pero en una posición cómoda.
Ángulo inclinado: acuéstese de espaldas y doble las rodillas, luego junte las plantas de los pies y lentamente abra las rodillas hacia los lados. Luego estire los brazos sobre la cabeza con los codos en el suelo.
Rodillas en el pecho: acuéstese de espaldas, envuelva los brazos alrededor de las rodillas y llévelas al pecho (en la posición «fetal»).

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.