¿EN QUÉ POSICIÓN SE DUERME MEJOR?

¿Cuales son las posiciones donde es más fácil dormir?

Por ahora lo sabemos muy bien: dormir bien por la noche y durante la cantidad correcta de horas afecta positivamente el bienestar del cuerpo y la mente, y ayuda a mantener un excelente estado de salud en el cuerpo. A menudo hemos hablado de lo importante que es crear el ambiente adecuado en el dormitorio para relajarse y conciliar el sueño rápidamente. A menudo enfatizamos la importancia de elegir el colchón adecuado, que sea de calidad y duradero.

Hoy nos ocupamos de otro aspecto, a menudo poco considerado, pero fundamental para garantizar un buen descanso: la posición en la que dormimos. Incluso a partir de este particular, en realidad no trivial, depende de un sueño tranquilo y silencioso y, sobre todo, del mantenimiento de una postura corporal correcta.

¿Cuáles son las posiciones correctas para dormir bien?

La mejor posición para dormir y, por otro lado, incluso la más natural, es sin duda la posición supina. También es la posición que, casi inconscientemente, es adoptada por la mayoría de las personas, porque es la que garantiza un mayor bienestar a la columna vertebral (especialmente con un colchón adecuado) y causa menos esfuerzo y tensión. También es una ayuda válida para contrarrestar el reflujo gastroesofágico, especialmente si se ayuda con una segunda almohada, más abajo, debajo de la cabeza o entre la red y el colchón.

No se recomienda dormir de lado como la posición supina, pero sigue siendo una buena posición para garantizar un descanso pacífico y pacífico. Está indicado especialmente si sufre de reflujo, acidez estomacal o acidez; en este caso, el lado izquierdo es mejor que el derecho. También es aconsejable dormir de lado durante el embarazo, especialmente en los últimos meses, cuando el peso del abdomen es mayor. Además, es una buena posición para quienes roncan o sufren de apnea del sueño, limitar los problemas causados ​​por estos problemas.

¿Cuál es la peor posición para descansar?

La posición más desfavorable, que es la que probablemente cause mayores molestias posturales, es sin duda la más propensa, es decir, en el estómago. Dormir en esta posición, aunque parezca cómodo al principio, no debería convertirse en un hábito, ya que corre el riesgo de causar varios problemas como:

-Reflujo gastroesofágico, debido no solo al hecho de dormir con la boca girada hacia la almohada, sino sobre todo a la compresión del estómago y el esternón, lo que puede favorecer los ronquidos.
-Dolor de espalda, porque se ve obligado a dormir con la cabeza inclinada hacia los lados de una manera no natural, creando mucha tensión en el tracto cervical.
-Varios trastornos musculares, articulares y óseos que, si la posición se vuelve rutinaria, pueden causar dolores crónicos.

En muchos blogs encontrará que la posición fetal tampoco es recomendable, porque a menudo se confunde con la posición lateral. Con una posición fetal, en realidad queremos decir una posición muy acurrucada sobre nosotros mismos, como un feto en el útero. Esta posición puede ofrecer comodidad al principio, pero a la larga puede tener efectos negativos en el cuello y la columna vertebral. Sin embargo, debe decirse que esta posición no está particularmente extendida, precisamente porque implica un cierto esfuerzo para mantenerse.

Además de la posición, como se mencionó, es bueno cuidar la elección del colchón y la almohada, cuidar el ambiente de su habitación, evitar fuentes de luz molestas y el uso de dispositivos electrónicos (teléfonos inteligentes y tabletas) antes la hora de dormir.

¡Y ahora, buen descanso!

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.